Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

JOSÉ LEÓN SUÁREZ: 90 AÑOS DE HISTORIA

Por Eduardo Verón (*)

Una localidad, una estación de tren, un abogado internacionalista y un área geográfica atravesada por las luchas, que hoy es nuestra ciudad.

(Primera entrega)

Avenida Márquez, entre Libertad y Sarratea. 

El ferrocarril argentino que realizaba el tramo Retiro – Villa Ballester llegó al kilómetro 24 (23, 7 Kms. desde estación Retiro, para ser exactos) el 10 de mayo de 1932 y con este arribo dejaba inaugurada una nueva estación de tren y con ella una localidad. La “Parada Kilómetro 24” se convirtió en 1940 en la estación José León Suárez.

El nombre corresponde a un abogado dedicado al derecho internacional, fundador de la facultad de ciencias económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que participó activamente en la creación del Ministerio de Agricultura de Argentina durante la presidencia de Julio Argentino Roca, además escribió libros y estuvo a cargo de cátedras de derecho en la universidad de Buenos Aires.  Pese a estas actividades de gran relevancia, su mayor dedicación fue la desarrollada en el Instituto Iberoamericano, esta institución fue usina de ideas y acciones en torno a las identidades nacionales y justicia internacional. José León Suárez ocupó la presidencia del instituto desde 1918 hasta su muerte en 1929 y, entre otras cosas, participó de los festejos de los centenarios de la  independencia de países americanos  y de la diplomacia de los pueblos.

La muerte de José León Suárez y su importante legado, motivó a los miembros del Instituto Iberoamericano a proponer que la parada de tren llevara su nombre. Esta propuesta compitió con la de la sociedad de fomento “Parada Kilómetro 24”,  formada por vecinos de la reciente localidad, que propuso el nombre de “Martín Fierro” como forma de homenaje al escritor José Hernández que había vivido en chacras linderas a estas tierras. Finalmente ganó la propuesta del nombre del ilustre jurista, nacido en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires.

Los primeros años fueron de loteos de tierras y la instalación de unas pocas familias. Será a partir de la década de 1950 el poblamiento más pronunciado, con el funcionamiento de unas primeras industrias que se instalaron en la zona. Ya en 1960 con proyectos urbanos diseñados por Roberto Lanzone y Carlos Graffigna, sumado a la actividad industrial en la localidad y la migración desde las provincia del interior a la Región Metropolitana de Buenos Aires, José León Suárez comenzó a habitarse masivamente siendo un punto de destino de miles de familias en búsqueda de trabajo y terrenos cercanos a centros urbanos.

Las tierras que hoy llevan el nombre de José León Suárez tienen una rica historia, ya desde el 1600 cuando aquí habitaban pueblos originarios. Recordemos que estas tierras están cruzadas por el río, que hoy se llama Reconquista (del cual se desprenden algunos arroyos) y que los españoles lo habían denominado “Río de las Conchas”, por la gran cantidad de caparazones de moluscos que había. La humedad que le proporciona el río a las tierras la hacen propicia para el desarrollo de decenas de especies vegetales y animales. Los Het, grupo indígena que habitaba estas tierras, vivía de la caza y el cultivo en los alrededores del río. Ulrico Schmidl, un cronista español que recorría los viajes colonizadores, redactó testimonios de cómo eran las personas que vivían en los alrededores del río y las luchas que sostuvieron con los españoles por el lugar.

Por la riqueza del suelo, Juan de Garay, al fundar Buenos Aires, menciona en su reparto (octubre 1580) a las tierras labradas por Guaraníes: allí se menciona el Riachuelo de las Conchas como uno de los límites hasta donde llegaría Buenos Aires.

La pesca en lagunas, ríos y arroyos constituía un aporte significativo a la dieta, habiéndose documentado, además del consumo inmediato de los pescados, la preparación de harina y manteca de pescado que posibilitaba su posterior almacenaje y conservación. En un asentamiento querandí ubicado a unos 20 km de Buenos Aires, los españoles encontraron “algunos cueros de nutria, mucho pescado, harina de pescado y manteca de pescado” -reseña el citado cronista Schmidel- con los cuales se alimentaron durante tres días y los dos meses posteriores dejaron allí instalados a 100 hombres para aprovechar las redes de pesca de los indígenas y la abundancia de recursos ictícolas en ese paraje. El carpincho habría sido otro recurso explotado.

 Esas imágenes de lucha entre gobernantes y pobladores en estas tierras es algo que se repite, desde los tiempos coloniales, durante la formación del estado-nación, en épocas de sustitución de importaciones y en tiempos de crisis económicas como en las décadas de 1970, 1980, 1990 y 2000, en la que se formaron numerosos asentamientos de poblaciones expulsadas de otras provincias, de la Ciudad de Buenos Aires, de diversos centros urbanos o bien de países limítrofes.

Ese espíritu de lucha se puede observar en los relatos del escritor Rodolfo Walsh en su libro “Operación Masacre”, donde documenta los fusilamientos ocurridos justamente en “los basurales” de José León Suárez; en la lucha cartonera por hacer uso del tren para poder dirigirse a centros urbanos para trabajar y con ello conseguir “el tren blanco”, el principio de un logro que luego derivaría en alcances muchos más grandes, como el diseño de una gestión integral de residuos que se enmarca en normativas y políticas de avanzada en América Latina. Ello se debe, en gran medida, a la lucha  gestada por cartoneros y cartoneras en distintos puntos de la Región Metropolitana de Buenos Aires, entre José León Suárez. (Continuará).

(*) Eduardo Francisco Verón. Vecino de José León Suárez. Licenciado en Ciencia Política y licenciado en Administración Pública, Magister en Derechos Humanos y Doctorando en ciencias ambientales en la UNSAM. Investiga para la universidad nacional de San Martín en torno al habitar, los procesos de urbanización, la degradación ambiental, las políticas de residuos y la labor de los recuperadores de residuos. Sus investigaciones tienen difusión en notas, artículos académicos, capítulos de libros tanto a nivel nacional como en otros países de la región.

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Facebook: Edu Verón.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La Escuela Secundaria (ES) N° 8 “Esteban Echeverría” de José León Suárez, cumplió esta semana 78 años de trabajo educativo. Su larga trayectoria nos ilustra a las claras sobre los sucesivos cambios en nuestra política educativa, desde mediados del siglo pasado hasta hoy, que de alguna manera acompañaron una época signada por la inestabilidad institucional y las turbulencias políticas nacionales y mundiales.

Aun así, la escuela siempre siguió educando. Comenzó sus clases un 25 de abril del año 1944, y su primer nombre fue Escuela de Educación Profesional (EEP) N° 6 de San Martín. Se instaló en el edificio de la Escuela Primaria (EP) N° 16, en la localidad de San Andrés.

Sus primeros cursos fueron de maquillaje, corte y confección, peluquería, secretariado comercial, entre otros oficios, dado que en las cercanías existía una variada actividad industrial y comercial que necesitaba de esos recursos humanos calificados.

Con la creación del municipio de Tres de Febrero en 1959 y el inicio de su primer ejercicio económico financiero el 1 de enero de 1960,  todo el sector sur sanmartinense, formado por Sáenz Peña, Santos Lugares, Caseros, Villa Boch y El Palomar pasó a integrar el nuevo distrito, mientras que Villa Lynch, Villa Maipú, San Martín, San Andrés, Villa Ballester, Billinghurst y José León Suárez siguieron perteneciendo al Partido de General San Martin. Esto produjo cambios administrativos, también en el distrito escolar correspondiente, y así la escuela paso a ser la EEP Nº 3.

En el año 1968 es trasladada de San Andrés a Villa Maipú, donde compartirá el  edificio con la  EP Nº 25. En 1977 se la vuelve a trasladar, esta vez al sitio que ocupa en la actualidad, donde funcionó antes de su mudanza la EP N° 61. Se trata de la esquina formada por las calles Italia y Rawson, por entonces de tierra (foto), en José León Suárez. Allí se convierte  en la Escuela de Educación Técnica Nº 3. Quedaron algunos cursos de la ex escuela profesional: Accesorios de la moda; Peinados, tinturas y maquillaje; Auxiliar de Administración y Secretariado Comercial, y se le sumaron otros propios de una escuela técnica como: Dibujo Técnico, Técnico en Administración de Empresas y Electricista Instalador.

En el año 1988 adquiere su actual nombre, Escuela de Educación Media N° 8, y siempre “Esteban Echeverría”, con un ciclo básico polivalente y uno superior con orientación en Bachillerato Contable. Donde hoy hay un patio techado, había aulas de chapa, por eso la llamaban “El Rancho”. 

Por la aplicación de la Ley Federal de Educación de la última década del siglo pasado desaparecieron en la escuela tanto el Polivalente como el Bachillerato Contable, y fueron reemplazados por el Tercer Ciclo de la Educación General Básica (EGB) y el Polimodal en Economía y Gestión de las Organizaciones.

En el año 2006 nuevas leyes tanto nacional como provincial de educación  reemplazan a la EGB y al Polimodal. Se implementan en la provincia de Buenos Aires una escuela primaria y una secundaria de seis años cada una.

Esto dará lugar primero a la creación de la ES N° 32 de ciclo básico  y la N° 8 continuará provisoriamente con el polimodal. Finalmente se unifican las dos escuelas (Año 2011), quedando “la 8” con un ciclo secundario completo de seis años, con varias orientaciones en su tramo superior. Las actuales son: Ciencias Naturales y Comunicación. Se convierte así en la primera escuela de estas características en José León Suárez.

A medida que pasaron los años también hubo transformaciones edilicias: el primer piso con el salón de usos múltiples (SUM), aulas, baños, dependencias, laboratorios de física, biología y química, sala de informática, una nueva biblioteca. La tarea educativa no quedó sólo en las clases: Se hicieron ferias contables y de ciencias, se participó en el Foro Permanente de Naciones Unidas (ONU), en certámenes literarios y torneos deportivos. Se organizaron viajes y salidas educativas.  Producciones audiovisuales en formato de cortometraje realizadas por sus estudiantes ganaron premios  y también se produjo un programa de radio. 

Muchas transformaciones históricas y sociales han ocurrido en el mundo y desde luego en nuestro país, desde mediados del siglo 20 (XX). Pero la institución “escuela” siempre está ahí, enseñando, educando, acompañando, conteniendo, indispensable para la vida en comunidad. La “Esteban Echeverría” con tanta historia en su haber -que hace más de cuatro décadas se arraigó en José León Suárez- así lo testimonia.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

La Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), desde el proyecto Migrantas en Reconquista, inició esta semana el ciclo lectivo de una nueva Diplomatura sobre la temática de “Género, Ambiente y Territorio”. La misma está destinada a líderes y lideresas de organizaciones sociales, pero también a personas que ejercen la función pública y se desempeñan en proyectos territoriales en áreas de Género y Ambiente (barrial, municipal, provincial, nacional y regional).

El programa ofrece una formación integral que incluye de forma transversal aspectos teóricos y saberes prácticos de esas tres áreas, y busca fortalecer las capacidades de acción ante todo de las mujeres migrantas del Área Geográfica Reconquista (AGR) de General San Martín.

La propuesta se basa en compartir saberes en este territorio específico del conurbano bonaerense, dialogar sobre aspectos socioambientales relevantes en pos del acuerdo de una agenda de acción común, y coproducir conocimientos prácticos y situados, que serán herramientas de las trabajadoras comunitarias de organizaciones sociales y serán útiles también en distintos niveles del empleo estatal, buscando mejorar la gestión local.

Los objetivos que se persiguen son: Compartir y discutir colectivamente los resultados de la investigación realizada entre los años 2019 y 2022 por el proyecto “Migrantas en Reconquista”. Brindar una formación específica que fortalezca las capacidades de las personas que trabajan en organizaciones territoriales y de quienes se desempeñan en el ámbito público mediante la creación conjunta de instrumentos operativos para la implementación y gestión de proyectos en los barrios que integran el AGR sanmartinense.

La cursada se desarrolla, en forma presencial, con la siguiente modalidad: Los contenidos teóricos se organizan en dos módulos temáticos pero transversales con clases semanales de 3 a 4 horas, en días de semana,  dictadas según el sistema de duplas pedagógicas (dos docentes trabajando coordinadamente), en el Campus Miguelete de la UNSAM. Allí comparten sus saberes y experiencias, docentes, referentes territoriales y agentes estatales principalmente municipales y provinciales.

Estas clases se complementan con encuentros de debate teórico y puesta en común de prácticas, en modalidad de taller, los días sábados también durante 3 a 4 horas, en  sedes de distintas organizaciones sociales con actuación en el territorio del AGR. La cursada finaliza el martes 12 de julio de este año.

Los contenidos se presentan en dos “módulos”, que a su vez abarcan diversas temáticas a debatir. Estos son, Género: Mujeres y redes en los procesos migratorios. Derechos laborales, tipos y modalidades de trabajos, autonomía y empleabilidad. Cooperativismo y autogestión. Cuidados comunitarios y organizaciones con foco en familias, juventudes y conflictos intergeneracionales. Sexualidad, placer, reproducción y disidencias. Violencias, feminidades y masculinidades. Salud integral, salud mental y consumos problemáticos. Políticas públicas.

Y Ambiente: Cambio Climático, género y migraciones. Conflictos ambientales situados. Gestión local de riesgos y contaminación. Problemáticas y planeamiento urbano. Economía “circular”, reciclado y residuos. Mitigación y adaptación. Aguas,  cuencas y consumo. Herramientas y tecnologías de medición. Salud. Alimentación. Epidemiología popular y pandemia.

Desde la UNSAM consideran que no existen hasta el momento ofertas de formación que integren estos tres planos (Género-Ambiente-Territorio) desde la perspectiva de la población local y sus saberes, y por eso han diseñado esta propuesta educativa específica.

La diplomatura cuenta con la participación de las organizaciones nucleadas en la Mesa Reconquista y un amplio y prestigioso plantel docente, con la dirección de Natalia Gavazzo y la coordinación de Débora Gerbaudo Suárez y Romina Rajoy.

Para más información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

(Fotos: Sille Cris)

Diego Duarte tenía 15 años en el 2004. Durante la noche del 15 de marzo de ese año ingresó junto con su hermano mellizo al predio de la empresa Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE), en José León Suárez, para buscar entre la basura metales para vender y con eso comprar zapatillas ya que comenzaban las clases en la escuela. Nunca más apareció su cuerpo.

Según el testimonio de su hermano Federico, dos policías de la provincia de Buenos Aires, que custodiaban el lugar, lo persiguieron. Diego se escondió tras un montículo de basura y allí recibió la descarga de un camión volcador de la empresa, quedando así sepultado bajo la montaña de desperdicios.

Sin cuerpo no hay delito” argumentó en su momento el fiscal a cargo, Miguel Ángel Gragnioli, y ordenó el archivo de la causa. Por ese motivo diversas organizaciones sociales de los barrios del Área Geográfica Reconquista (AGR), realizaron el pasado martes, al cumplirse 18 años de la desaparición de Diego, un acto de homenaje que definieron como un “juicio popular”, ante la inacción del Poder Judicial.

La cita fue en el Museo Casa Carnacini, en Villa Ballester, y formó parte de las actividades de la exposición “Festimigrantas” (*) que lleva cabo en esta institución cultural la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). Allí se responsabilizó a la empresa CEAMSE, a la policía bonaerense, y a los poderes judicial, político y económico por la desaparición de este adolescente vecino del barrio Costa Esperanza.

Esta confluencia de responsabilidades forma parte de la trama de investigación realizada por la periodista Alicia Dujovne Ortiz y publicada como libro con el título “¿Quién mató a Diego Duarte? (frase que inevitablemente nos remite a la famosa obra del escritor Rodolfo Walsh “¿Quién mató a Rosendo?”).

Podríamos resumirlo así: Por un lado el poder económico desplaza del mercado laboral a millones de personas, empujándolas a la miseria y a revolver la basura para conseguir recursos y comida. Por otro lado, la policía protege esa basura, que es un gran negocio para algunas empresas. A su vez, el poder político que debiera intervenir a favor de los sectores más vulnerables, generando igualdad de oportunidades y evitando la concentración de la riqueza en pocas manos, muchas veces termina siendo cooptado por el poder económico. Del mismo modo suele suceder con el Poder Judicial, completando este círculo vicioso y criminal.

Alicia, la hermana mayor de Diego y Federico, encabeza la lucha por la memoria y la justicia. Por ello impulsó la creación de un centro cultural, que lleva el nombre de su hermano desaparecido, en las trágicas circunstancias señaladas.

Durante el acto señaló: “Nosotros esperamos una justicia que para los pobres no existe. Este juicio popular es lo más valioso que nos llevamos hoy. Como dice el lema Todos somos Diego. Es muy grato esto, me da mucha fuerza para seguir adelante. Agradezco a todos los presentes hoy por mantener viva la memoria de mi hermano”.

La Federación de Cooperativas Argentinas de Reciclado Autogestionado (FECARA), entre ellas la organización “Bella Flor”, del barrio “8 de Mayo”, proponen que el 15 de marzo -fecha de la desaparición de Diego- sea declarado el Día de los Recicladores y las Recicladoras.

(*) Nota de la redacción: “Festimigrantas” es una exposición cultural referida a la vida de las mujeres que han migrado hacia los barrios populares de General San Martín. Se desarrolla en el Museo Casa Carnacini, Pueyrredón 2720, Villa Ballester, de martes a viernes de 10 a 20 horas, sábados de 16 a 20 horas (menos días feriados), hasta el próximo 31 de marzo, inclusive. Está organizada por el proyecto “Migrantas en Reconquista”, de la UNSAM, que es financiado por el International Development Research Centre-Centre de Recherches pour Développement International (IDRC- CRDI) de Canadá.

La muestra también está auspiciada por la Municipalidad de General San Martín (MSM), la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y las organizaciones nucleadas en la “Mesa Reconquista".

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Diversas organizaciones sociales, durante una reunión realizada en la planta transmisora de FM Reconquista (foto), tomaron la decisión de concurrir a la inauguración de las sesiones 2022 del Honorable Concejo Deliberante (HCD) de General San Martín, que se llevó a cabo el viernes 4 de marzo, por la mañana. El objetivo fue entregar a los y las ediles y dar a conocer un documento titulado “En el mismo lodo todxs manoseadxs. El mismo refiere a la grave situación que crea el consumo problemático de sustancias, en los barrios populares.

La presente carta tiene como sentido manifestar a los y las representantes de todos los sectores políticos que gobiernan (General) San Martín, la mirada de las organizaciones comunitarias que desde hace mucho tiempo dejamos todo por reconstituir el tejido social.” Manifiestan las organizaciones que integran la “Mesa Reconquista”.

Y afirman: “No importa qué proceso político conduzca el o los Estados, el mercado de la ´falopa´ incluye al poder real, jueces, fiscales, políticxs y las fuerzas de seguridad todas. No es casual que desde la vuelta a la democracia no se haya podido minimizar la proyección trágica de esta realidad de descomposición social”.

Refiriéndose a su trabajo en el Área Geográfica Reconquista (AGR) y otros barrios en situación vulnerable, expresan: “Alto desafío el que enfrentamos diariamente desde nuestras organizaciones e instituciones, cárcel, barrio, quema, fábricas, escuelas, bachilleratos, universidad, iglesias, etc. Nuestra respuesta a esta realidad está dada en la humilde entrega que cada uno de nosotrxs hace día a día compartiendo preguntas que nos atraviesan.”

Señalan también la imperiosa necesidad de políticas públicas eficaces, que acompañen y potencien la tarea comunitaria de “Transformación de un territorio narcótico a un territorio educativo”: “Toda política pública ya diseñada por los Estados ha demostrado su fracaso. Es hora de construir desde la comunidad. Las experiencias de tanto tiempo de nuestra Mesa Reconquista legitiman nuestras propuestas, para diseñar políticas públicas situadas, desde las organizaciones, con una mirada en el mediano y largo plazo.”

El documento finaliza con un conjunto de propuestas para un plan de acción conjunto entre el Estado y la comunidad organizada:

-Financiamiento para actividades socio-comunitarias desarrolladas por las organizaciones legitimadas en cada barrio.

-Ingreso de jóvenes y personas adultas al beneficio del plan “Potenciar Trabajo”, sin intermediación de las lógicas partidarias.

-Creación de espacios de diálogo local con todos los sectores de General San Martín.

-Fortalecimiento de la nueva modalidad laboral que se desarrolla en el centro de disposición final de residuos del Área Reconquista.

-Fortalecer y multiplicar la experiencia de los “Hogares de Cristo”.

-Urgente implementación local de: Casa de refugio, médico legista para violencias en el hospital zonal de José León Suárez, doctor “Alexander Fleming”, normativas sobre medidas preventivas y de tratamiento para consumo.

-Presupuesto concreto para acompañar cada una de las propuestas que impulsamos.

Las organizaciones firmantes son: “Asociación Civil Diego Duarte”, grupo de teatro “Osadía”, radio comunitaria “FM Reconquista”, “Cooperativa de Trabajo Bella Flor”, “Biblioteca Popular La Cárcova”, “Asociación Civil Los Amigos” de Barrio Sarmiento, jardín comunitario “La Montaña”, “Asociación de Mujeres La Colmena”, asociación “Puntos de Encuentro”, capilla “Nuestra Señora de Luján”, asociación “Proyecto Comunitario 8 de Mayo”, proyecto “Huerta del Bicentenario”, “Bachillerato Popular La Esperanza”, proyecto “Semilla Soy”, “Centro Universitario San Martín” (CUSAM), Pastoral Católica Villera, Programa Desarrollo y Articulación Territorial de la UNSAM, comunidad educativa “Escuela Secundaria Técnica de la UNSAM”, asociación “América Mestiza”, centro cultural “Codo a Codo”, cooperativa “La Territorio”, “Cooperativa de Trabajo Patagonia”.

Nota de la redacción: La “Mesa Reconquista” fue creada en el año 2011, a raíz del asesinato  de  Diego Duarte, en el basural de la empresa Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE). Se define como “una experiencia organizativa, de encuentro y de reflexión colectiva, donde se abordan problemáticas y se delinean alternativas de acción. En 2017 las organizaciones que la integran, en diálogo con la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y el gobierno municipal local, definieron una agenda de desarrollo, objetivos y propuestas, sobre la base de los siguientes ejes: Ambiente - Derechos humanos - Cultura y Educación - Producción y Trabajo - Salud.

 

 

 

 

Acerca de Suárez Ciudad

Misión: Ser un espacio periodistico que exprese la rica y variada vida comunitaria de José León Suárez, nuestra ciudad, superando la habitual mirada sesgada de los medios de comunicación dominantes, que solo consideran a nuestros barrios en la sección "Policiales", desde una perspectiva sensacionalista. Creemos que nuestra comunidad es mucho mas que eso.

www.suarezciudad.com.ar

Buscar