SOCIEDAD

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Las organizaciones sociales del barrio de la Cárcova, realizaron el pasado viernes 10 de junio una jornada cultural con motivo del Día  Internacional de Lucha contra el Trabajo Infantil, que se celebró el 12 de junio. Esta fecha fue establecida por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), organismo oficial de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La Biblioteca Popular “Cárcova” fue anfitriona frente a su sede, ubicada en Fray Luis Beltrán 2117, de lo que se llamó “Kermese con postas de accesos a derechos”. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kiciloff y el intendente municipal de General San Martín, Fernando Moreira, participaron de la celebración, acompañados de responsables de ministerios y secretarías  de ambas administraciones.

La nueva plaza que lleva el nombre del barrio, durante el transcurso de una fría e invernal mañana quedó colmada de gente. Las “postas” incluyeron a organismos públicos como la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), el Registro Provincial de las Personas, la Defensoría del Pueblo, y el municipio con servicios de las áreas de Salud y Empleo Jóven.

Mientras se desarrollaban juegos y espectáculos infantiles, vecinos y vecinas pudieron realizar trámites y consultas tales como: Documento Nacional de Identidad (DNI), llenado de planillas de ANSES, solicitud de partidas de nacimiento, certificados de extravío y declaraciones juradas (DDJJ) de domicilio, inscripciones tardías, vacunas para el Covid y la gripe, controles sanitarios, consultas jurídicas, y trámites vinculados a la Ley de Identidad de Género, entre otros.

Las organizaciones convocantes pertenecen al “Nodo Cárcova”, entre ellas -además de la biblioteca popular- la parroquia San Juan Bosco, el Centro de Participación Comunitaria “El Progreso”, y el comedor “Por los Niños”. Además  la organización contó con el apoyo de la Comisión Provincial para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (Copreti).

Diversas organizaciones que participan de la Red Barrial Cárcova y  de la “Mesa Reconquista”, acompañaron la jornada sumando también la presencia de otros barrios cercanos. La emisora comunitaria FM Reconquista instaló una radio abierta con transmisión “en directo al aire”. También participó de la cobertura periodística, el Equipo de Comunicación del Centro de Atención Barrial (CAB)  de Costa Esperanza, Costa del Lago y 8 de Mayo, del Organismo Provincial de Integración Social (OPISU).

Acompañaron al gobernador la ministra de Trabajo de la provincia, Mara Ruiz Malec; y el ministro bonaerense de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque. Junto al intendente municipal estuvieron la secretaria de Mujeres, Géneros e Infancias, Marcela Ferri, y la secretaria para la Integración Cultural, Educativa y Deportiva, Nancy Cappelloni, y el equipo municipal del área de Infancias, entre otras autoridades provinciales y municipales.

Junto a la Biblioteca se está construyendo un espacio comunitario –la plaza “Cácova”- a través del Plan Estratégico de Obras que incluye playones deportivos, cancha de césped, patio de juegos infantiles, senderos aeróbicos y equipamiento urbano, con financiamiento del gobierno nacional.

Entrevistados por FM Reconquista el gobernador Axel Kiciloff dijo: “Los verdaderos periodistas, los más importantes, son los que se forman en el Pueblo, desde el Pueblo y para el Pueblo. Todo lo que tiene que ver con la comunicación popular me parece central”. Y agregó: “Tenemos que trabajar para distribuir, incluir y brindar igualdad de oportunidades: nadie puede estar condenado por el lugar donde nació a no tener trabajo”.

A su vez el intendente municipal Fernando Moreira expresó: “Es una alegría recibir a nuestro gobernador. Venimos articulando junto a la Provincia, la Nación y las organizaciones sociales para tener más infraestructura de cuidado, más escuelas, más espacios deportivos y culturales en cada uno de los barrios”.

Por su parte el sociólogo Waldemar Cubilla, vecino del barrio y fundador de la Biblioteca Popular Cárcova señaló que: “Este es un claro ejemplo de que cuando nos organizamos podemos hacer de nuestro barrio un lugar mejor. A través de la educación hacemos una política de seguridad, que nuestros hijos e hijas puedan salir a pasear, a jugar, a hacer deporte. Nuestros barrios no son “tierra de nadie”, estamos nosotros y nosotras organizándonos. La Cárcova y el Área Reconquista tienen su biblioteca popular, no sólo hay cárceles y basurales. Sí a la educación, sí al trabajo y a las infancias libres”.

Y el padre Pepe Di Paola, párroco local, reflexionó: “Hace diez años que tenemos parroquia en nuestro barrio, la villa tiene su propia iglesia. La Iglesia acá es comedores, escuela, deportes. Tratamos de poner nuestro granito de arena a esta construcción comunitaria. Creemos en la comunidad organizada, somos las organizaciones libres del Pueblo, que con el municipio, la provincia y la Nación queremos mejorar la vida de la gente.”.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

La Asociación de Mujeres La Colmena organizó el pasado viernes 3 de junio una movilización de vecinos y vecinas, para reclamar justicia por el femicidio de Natalia Sabán. Cientos de personas marcharon por la avenida Sarratea, límite de General San Martín con San Isidro, para tomar luego por la avenida Brigadier General Juan Manuel de Rosas.

El punto de llegada fue el Espacio Mujeres de la Municipalidad de General San Martín (MSM), inaugurado recientemente en Pacífico Rodríguez y Rosas, al pie del puente General Savio, a metros de la estación de tren de José León Suárez.

El reclamo se realizó en el marco de las actividades realizadas en todo el país bajo el lema de “Ni una menos” y contó con el apoyo y la presencia de dirigentes sociales de las organizaciones nucleadas en la “Mesa Reconquista”.

Natalia Neiquén Sabán, tenía16 años. El lunes 9 de diciembre de 2019 recibió un disparo en la cabeza, en una vivienda ubicada a la altura de la calle Ingeniero Huergo 9800, entre Villalba y El Zorzal, del barrio de Villa Hidalgo. Allí se encontraba con su novio Matías Agustín Cano, por entonces de 20 años de edad. Falleció dos días después en el hospital de San Isidro.

En un primer momento se intentó hacer pasar el femicidio por un accidente atribuyéndole la responsabilidad al hermano menor de Cano. Pero según el informe preliminar de la autopsia que se realizó en el hospital Ramón Carrillo, en la localidad de Ciudadela del partido de Tres de Febrero, el arma fue disparada con el cañón apoyado en su rostro.

Un mural de realización colectiva, bajo la dirección de la artista plástica María Teresa Pérez, recuerda a “Nati”, en la calle Cisneros del barrio de Villa Hidalgo, a metros de la vivienda de su familia.

Margarita Palacio, de la Asociación La Colmena recordó que Natalia es una “pequeña mártir” que cursó el jardín de infantes y participaba del grupo de danzas en la institución. Y señaló que la causa se encuentra “empantanada” y debe ser orientada como un caso de femicidio de una niña adolescente.

En el mes de diciembre próximo se van a cumplir tres años de la muerte de Natalia Sabán, sin que el Poder judicial haya resuelto la causa.  Su familia y su comunidad siguen esperando y exigiendo justicia.

Nota de la redacción: Aproximadamente sucede 1 femicidio cada 28 horas en nuestro país, según documenta el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina (RNFJA), que depende de la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

 

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

JOSÉ LEÓN SUÁREZ: 90 AÑOS DE HISTORIA

Continuamos con nuestra historia local en el marco de los festejos  de la “Semana de Mayo”, aniversario del inicio del proceso revolucionario, con la formación del "Primer Gobierno Patrio", que nos conduciría a la creación de una nueva Nación.

Por Eduardo Verón (*)

El ferrocarril argentino que realizaba el tramo Retiro – Villa Ballester llegó al kilómetro 24 el 10 de mayo de 1932 y con este arribo dejaba inaugurada una nueva estación de tren, que desde 1940 lleva el nombre de José León Suárez.

(Segunda entrega)

En la primera entrega de este artículo habíamos caracterizado a las tierras del hoy José León Suárez, como un territorio en disputa y luchas permanentes. Dando cuenta así de cada uno de los procesos por los que pasó la historia Argentina, desde los tiempos de la conquista española.

Aquí vivieron pueblos originarios que habitaban la tierra aprovechando sus recursos hasta que llegaron los españoles y los despojaron. Posteriormente, las tierras fueron repartidas a familias españolas (tal como pasó con buena parte de Argentina). Aquí también tuvieron lugar batallas contra los ingleses, cuando estos invadieron Buenos Aires en 1806. Puntualmente los combates ocurrieron en la chacra de Perdriel, que ocupaba parte de lo que hoy es Villa Ballester y llegaba hasta José León Suárez.

Durante el siglo XIX  fueron tierras de descanso para familias de elites que tenían sus quintas. Esta costumbre se extendió hasta casi mediados del siglo XX con la construcción de las piletas Marimón, en medio de las dispersas quintas y campos, hacia el Río Reconquista. Este recreo incluía una pileta olímpica -por entonces una de las más grandes de Sudamérica- con cincuenta metros de ancho por trescientos metros de largo, que se iniciaba en el cruce de las calles José Ingenieros y Artigas.

José León Suárez estuvo en sintonía con la política nacional de industrialización por sustitución de importaciones, durante las décadas de 1940 y 1950 con la instalación de industrias en esta localidad, que como mencionamos, produjo un contundente proceso de migración hacía estas tierras, en línea con lo que ocurrió en general en el país: proceso de migración de áreas rurales a urbanas por el cambio de programa económico.

En tiempos de la última dictadura militar nuestro territorio no quedó exceptuado de lo que sucedió en el resto de país, no solo con la detención y desaparición de personas sino por las políticas urbanísticas como la construcción de la ruta Camino del Buen Ayre y del puente General Savio, que pasa por arriba de la estación José León Suárez.

Asimismo, la creación de la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE), para la disposición final de residuos de la ciudad de Buenos Aires y otros partidos de la Región Metropolitana. El arribo de familias expulsadas de villas de la capital federal, que encontraron lugar en bañados cercanos al río, dio lugar a la formación de nuevos barrios.

Tal como en otros puntos del país, la crisis del 2001 golpeó fuertemente a la población suarense: miles de vecinos quedaron desocupados y encontraron la subsistencia por medio del cartoneo, el cirujeo en la quema (montañas de residuos en la CEAMSE), el trueque y la venta ambulante.

Esas luchas persisten en las organizaciones sociales (clubes, centros culturales, comedores, merenderos, ONGs, cooperativas, iglesias) que están en el territorio y atravesaron la pandemia de COVID-19 pese a las dificultades que esto significó: el sostenimiento de la comida, el control policial, las precariedades infraestructurales, el hacinamiento y el impedimento para salir a trabajar debido a las políticas de aislamiento.

Durante este período las “economías populares de subsistencia” pasaron por el fortalecimiento de las redes comunitarias, la creación de lugares para el alojamiento de personas contagiadas, las ollas populares en las calles y la digitalización de las ferias que eran callejeras y pasaron al whatsapp  y a las redes sociales.

Si bien José León Suárez cumple 90 años, vemos que su historia no comenzó en 1932 sino que por aquí ha pasado de todo, con una constante que quisiera resaltar: la lucha. Luchas por tierras y por recursos que otros quisieron apropiarse. En camino al centenario pienso cuál es la lucha que debería guiarnos en esta década que nos queda y creo que la tierra vuelve a ser el centro. José León Suárez requiere tanto de la urbanización de sus barrios cómo del saneamiento del Río Reconquista para que este sea un humedal con beneficios ecosistémicos ¿Será utópico pensar en que los suarenses podamos disfrutar de estas tierras con abundante fauna y flora atravesadas por el río como lo han hecho los Het, primeros pobladores de esta área geográfica?    

 

(*) Eduardo Francisco Verón: Vecino de José León Suárez. Licenciado en Ciencia Política y Licenciado en Administración Pública, Magister en Derechos Humanos y Doctorando en ciencias ambientales en la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). Investiga en torno al habitat, los procesos de urbanización, la degradación ambiental, las políticas de residuos y la labor de los recuperadores de residuos. Sus investigaciones tienen difusión en notas, artículos académicos y capítulos de libros, tanto a nivel nacional como en otros países de la región.

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Facebook: Edu Verón.

 

 

 

 

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

JOSÉ LEÓN SUÁREZ: 90 AÑOS DE HISTORIA

Por Eduardo Verón (*)

Una localidad, una estación de tren, un abogado internacionalista y un área geográfica atravesada por las luchas, que hoy es nuestra ciudad.

(Primera entrega)

Avenida Márquez, entre Libertad y Sarratea. 

El ferrocarril argentino que realizaba el tramo Retiro – Villa Ballester llegó al kilómetro 24 (23, 7 Kms. desde estación Retiro, para ser exactos) el 10 de mayo de 1932 y con este arribo dejaba inaugurada una nueva estación de tren y con ella una localidad. La “Parada Kilómetro 24” se convirtió en 1940 en la estación José León Suárez.

El nombre corresponde a un abogado dedicado al derecho internacional, fundador de la facultad de ciencias económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que participó activamente en la creación del Ministerio de Agricultura de Argentina durante la presidencia de Julio Argentino Roca, además escribió libros y estuvo a cargo de cátedras de derecho en la universidad de Buenos Aires.  Pese a estas actividades de gran relevancia, su mayor dedicación fue la desarrollada en el Instituto Iberoamericano, esta institución fue usina de ideas y acciones en torno a las identidades nacionales y justicia internacional. José León Suárez ocupó la presidencia del instituto desde 1918 hasta su muerte en 1929 y, entre otras cosas, participó de los festejos de los centenarios de la  independencia de países americanos  y de la diplomacia de los pueblos.

La muerte de José León Suárez y su importante legado, motivó a los miembros del Instituto Iberoamericano a proponer que la parada de tren llevara su nombre. Esta propuesta compitió con la de la sociedad de fomento “Parada Kilómetro 24”,  formada por vecinos de la reciente localidad, que propuso el nombre de “Martín Fierro” como forma de homenaje al escritor José Hernández que había vivido en chacras linderas a estas tierras. Finalmente ganó la propuesta del nombre del ilustre jurista, nacido en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires.

Los primeros años fueron de loteos de tierras y la instalación de unas pocas familias. Será a partir de la década de 1950 el poblamiento más pronunciado, con el funcionamiento de unas primeras industrias que se instalaron en la zona. Ya en 1960 con proyectos urbanos diseñados por Roberto Lanzone y Carlos Graffigna, sumado a la actividad industrial en la localidad y la migración desde las provincia del interior a la Región Metropolitana de Buenos Aires, José León Suárez comenzó a habitarse masivamente siendo un punto de destino de miles de familias en búsqueda de trabajo y terrenos cercanos a centros urbanos.

Las tierras que hoy llevan el nombre de José León Suárez tienen una rica historia, ya desde el 1600 cuando aquí habitaban pueblos originarios. Recordemos que estas tierras están cruzadas por el río, que hoy se llama Reconquista (del cual se desprenden algunos arroyos) y que los españoles lo habían denominado “Río de las Conchas”, por la gran cantidad de caparazones de moluscos que había. La humedad que le proporciona el río a las tierras la hacen propicia para el desarrollo de decenas de especies vegetales y animales. Los Het, grupo indígena que habitaba estas tierras, vivía de la caza y el cultivo en los alrededores del río. Ulrico Schmidl, un cronista español que recorría los viajes colonizadores, redactó testimonios de cómo eran las personas que vivían en los alrededores del río y las luchas que sostuvieron con los españoles por el lugar.

Por la riqueza del suelo, Juan de Garay, al fundar Buenos Aires, menciona en su reparto (octubre 1580) a las tierras labradas por Guaraníes: allí se menciona el Riachuelo de las Conchas como uno de los límites hasta donde llegaría Buenos Aires.

La pesca en lagunas, ríos y arroyos constituía un aporte significativo a la dieta, habiéndose documentado, además del consumo inmediato de los pescados, la preparación de harina y manteca de pescado que posibilitaba su posterior almacenaje y conservación. En un asentamiento querandí ubicado a unos 20 km de Buenos Aires, los españoles encontraron “algunos cueros de nutria, mucho pescado, harina de pescado y manteca de pescado” -reseña el citado cronista Schmidel- con los cuales se alimentaron durante tres días y los dos meses posteriores dejaron allí instalados a 100 hombres para aprovechar las redes de pesca de los indígenas y la abundancia de recursos ictícolas en ese paraje. El carpincho habría sido otro recurso explotado.

 Esas imágenes de lucha entre gobernantes y pobladores en estas tierras es algo que se repite, desde los tiempos coloniales, durante la formación del estado-nación, en épocas de sustitución de importaciones y en tiempos de crisis económicas como en las décadas de 1970, 1980, 1990 y 2000, en la que se formaron numerosos asentamientos de poblaciones expulsadas de otras provincias, de la Ciudad de Buenos Aires, de diversos centros urbanos o bien de países limítrofes.

Ese espíritu de lucha se puede observar en los relatos del escritor Rodolfo Walsh en su libro “Operación Masacre”, donde documenta los fusilamientos ocurridos justamente en “los basurales” de José León Suárez; en la lucha cartonera por hacer uso del tren para poder dirigirse a centros urbanos para trabajar y con ello conseguir “el tren blanco”, el principio de un logro que luego derivaría en alcances muchos más grandes, como el diseño de una gestión integral de residuos que se enmarca en normativas y políticas de avanzada en América Latina. Ello se debe, en gran medida, a la lucha  gestada por cartoneros y cartoneras en distintos puntos de la Región Metropolitana de Buenos Aires, entre José León Suárez. (Continuará).

(*) Eduardo Francisco Verón. Vecino de José León Suárez. Licenciado en Ciencia Política y licenciado en Administración Pública, Magister en Derechos Humanos y Doctorando en ciencias ambientales en la UNSAM. Investiga para la universidad nacional de San Martín en torno al habitar, los procesos de urbanización, la degradación ambiental, las políticas de residuos y la labor de los recuperadores de residuos. Sus investigaciones tienen difusión en notas, artículos académicos, capítulos de libros tanto a nivel nacional como en otros países de la región.

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Facebook: Edu Verón.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La Escuela Secundaria (ES) N° 8 “Esteban Echeverría” de José León Suárez, cumplió esta semana 78 años de trabajo educativo. Su larga trayectoria nos ilustra a las claras sobre los sucesivos cambios en nuestra política educativa, desde mediados del siglo pasado hasta hoy, que de alguna manera acompañaron una época signada por la inestabilidad institucional y las turbulencias políticas nacionales y mundiales.

Aun así, la escuela siempre siguió educando. Comenzó sus clases un 25 de abril del año 1944, y su primer nombre fue Escuela de Educación Profesional (EEP) N° 6 de San Martín. Se instaló en el edificio de la Escuela Primaria (EP) N° 16, en la localidad de San Andrés.

Sus primeros cursos fueron de maquillaje, corte y confección, peluquería, secretariado comercial, entre otros oficios, dado que en las cercanías existía una variada actividad industrial y comercial que necesitaba de esos recursos humanos calificados.

Con la creación del municipio de Tres de Febrero en 1959 y el inicio de su primer ejercicio económico financiero el 1 de enero de 1960,  todo el sector sur sanmartinense, formado por Sáenz Peña, Santos Lugares, Caseros, Villa Boch y El Palomar pasó a integrar el nuevo distrito, mientras que Villa Lynch, Villa Maipú, San Martín, San Andrés, Villa Ballester, Billinghurst y José León Suárez siguieron perteneciendo al Partido de General San Martin. Esto produjo cambios administrativos, también en el distrito escolar correspondiente, y así la escuela paso a ser la EEP Nº 3.

En el año 1968 es trasladada de San Andrés a Villa Maipú, donde compartirá el  edificio con la  EP Nº 25. En 1977 se la vuelve a trasladar, esta vez al sitio que ocupa en la actualidad, donde funcionó antes de su mudanza la EP N° 61. Se trata de la esquina formada por las calles Italia y Rawson, por entonces de tierra (foto), en José León Suárez. Allí se convierte  en la Escuela de Educación Técnica Nº 3. Quedaron algunos cursos de la ex escuela profesional: Accesorios de la moda; Peinados, tinturas y maquillaje; Auxiliar de Administración y Secretariado Comercial, y se le sumaron otros propios de una escuela técnica como: Dibujo Técnico, Técnico en Administración de Empresas y Electricista Instalador.

En el año 1988 adquiere su actual nombre, Escuela de Educación Media N° 8, y siempre “Esteban Echeverría”, con un ciclo básico polivalente y uno superior con orientación en Bachillerato Contable. Donde hoy hay un patio techado, había aulas de chapa, por eso la llamaban “El Rancho”. 

Por la aplicación de la Ley Federal de Educación de la última década del siglo pasado desaparecieron en la escuela tanto el Polivalente como el Bachillerato Contable, y fueron reemplazados por el Tercer Ciclo de la Educación General Básica (EGB) y el Polimodal en Economía y Gestión de las Organizaciones.

En el año 2006 nuevas leyes tanto nacional como provincial de educación  reemplazan a la EGB y al Polimodal. Se implementan en la provincia de Buenos Aires una escuela primaria y una secundaria de seis años cada una.

Esto dará lugar primero a la creación de la ES N° 32 de ciclo básico  y la N° 8 continuará provisoriamente con el polimodal. Finalmente se unifican las dos escuelas (Año 2011), quedando “la 8” con un ciclo secundario completo de seis años, con varias orientaciones en su tramo superior. Las actuales son: Ciencias Naturales y Comunicación. Se convierte así en la primera escuela de estas características en José León Suárez.

A medida que pasaron los años también hubo transformaciones edilicias: el primer piso con el salón de usos múltiples (SUM), aulas, baños, dependencias, laboratorios de física, biología y química, sala de informática, una nueva biblioteca. La tarea educativa no quedó sólo en las clases: Se hicieron ferias contables y de ciencias, se participó en el Foro Permanente de Naciones Unidas (ONU), en certámenes literarios y torneos deportivos. Se organizaron viajes y salidas educativas.  Producciones audiovisuales en formato de cortometraje realizadas por sus estudiantes ganaron premios  y también se produjo un programa de radio. 

Muchas transformaciones históricas y sociales han ocurrido en el mundo y desde luego en nuestro país, desde mediados del siglo 20 (XX). Pero la institución “escuela” siempre está ahí, enseñando, educando, acompañando, conteniendo, indispensable para la vida en comunidad. La “Esteban Echeverría” con tanta historia en su haber -que hace más de cuatro décadas se arraigó en José León Suárez- así lo testimonia.

Acerca de Suárez Ciudad

Misión: Ser un espacio periodistico que exprese la rica y variada vida comunitaria de José León Suárez, nuestra ciudad, superando la habitual mirada sesgada de los medios de comunicación dominantes, que solo consideran a nuestros barrios en la sección "Policiales", desde una perspectiva sensacionalista. Creemos que nuestra comunidad es mucho mas que eso.

www.suarezciudad.com.ar

Buscar